Experiencias Pico

Alcanzando el Pico

 

¿Te acuerdas de los mejores momentos de tu vida?

Es como si en esos momentos hubieras estado en lo que es conocido como una “experiencia pico”. El psicólogo Abraham Maslow escribió acerca de este tipo de experiencias como “momentos de la más alta felicidad y completitud”.

 

 

En este artículo
    Add a header to begin generating the table of contents

    Escrito en los 1960, Maslow describió a las experiencias pico como “raras, excitantes, oceánicas, profundamente movedoras, estimulantes, experiencias elevadoras que generan una forma avanzada de percibir la realidad y son incluso místicas y mágicas en sus efectos”.

    Tales experiencias pico son usualmente asociadas con la autorrealización y un intenso estado de “fluir”. De acuerdo con Abraham Maslow, una experiencia pico incluye estados como “una sensación de maravilla, temor, reverencia, humildad, rendición e incluso adoración ante la grandeza de la experiencia”, donde la realidad es percibida con experiencias de “verdad, bondad, belleza, integridad, viveza, unicidad, perfección, potencial puro, completitud, justicia, simplicidad, riqueza, sin esfuerzo, diversión y auto suficiencia”.

    La gente frecuentemente describiría a una experiencia pico como la sensación de ser uno o completo, funcionando sin esfuerzo sin tensión, sin juicio ni miedo, alcanzando su más alto potencial, estados espontáneos y expresivos, experiencias de creatividad y atención plena en el momento presente.

     

     

    Experiencias Pico

    Todos y todas hemos tenido una Experiencia Pico

    ¿Te suena familiar? Probablemente has experimentado algo similar mientras practicas meditación, con ojos cerrados o abiertos. O tal vez has tenido una experiencia pico similar mientras simplemente miras las estrellas en una noche despejada y te llenas con un sentido de maravilla y asombro.

    Abraham Maslow creía que aunque las personas autorrealizadas eran más propensas a acceder a este tipo de experiencias, todas las personas eran capaces de tener estos momentos.

    Considera tu propia vida. ¿Alguna vez te has enamorado? Alguna vez has creado alguna forma de arte o música? ¿Has sentido alguna vez una paz profunda mientras caminas en un bosque o en la naturaleza? Sin duda tú habrás tenido muchas experiencias conscientes de este tipo a lo largo de tu vida. ¿No son maravillosas?

     

     

    “Un momento de comprensión vale a veces la experiencia de toda una vida.” - Oliver Wendell Holmes Jr.

    He estado hablando con personas recientemente acerca de sus propias experiencias pico y he escuchado algunas historias asombrosas. Janet, una música y meditadora, describe una presentación pública en la que estaba cantando:

    “La audiencia estaba muy allí, muy conmigo en esa experiencia, era increíblemente quieto y enfocado. Era como si se pudiera escuchar un alfiler caer. No era realmente yo, ya no era yo, sólo esta especie de historia musical que emergía y todos estábamos en esta única quieta piscina”.

    Muchas mujeres me han contado sus experiencias pico sobre dar a luz. “Mi primer bebé”, dijo Susan, “Fue una larga labor de parto y cuando finalmente salió, se recostó sobre mi vientre y lo miré y sentí un amor absoluto, dado y correspondido”.

     

     

     

    Mi experiencia

    Para mi, la experiencia pico que más recuerdo también es referente a un alumbramiento - no dar a luz (aunque esa es también una experiencia milagrosa) sino estar presente en uno. Participé del parto en el hogar de una de mis amigas. Su esposo y yo pasamos horas ayudándola a subir y bajar las escaleras, impulsando a que ocurra el parto, y luego la ayudé a entrar en una piscina de plástico con agua tibia preparada en la sala de estar. Los dolores de parto comenzaron a venir más seguidos y la partera no estaba allí. El esposo y yo nos miramos el uno al otro y él llamó por teléfono. Aparentemente, la partera estaba atorada en el tráfico. De repente los dolores fueron mucho más fuertes y muy seguidos, y se volvió muy claro que el bebé estaba a punto de llegar. También se volvió claro que alguien tenía que ayudar a nacer a este bebé, y viendo al esposo, parecía que esa persona iba a ser yo.

    Si alguien me hubiera dicho antes que esto iba a pasar, hubiera predicho que entraría en pánico y no sabría qué hacer. Pero en esos momentos era lo contrario - una profunda calma se posó en mi y me puse extremadamente presente y enfocada, “en el flujo”. Intuitivamente supe que hacer y muy calmada se lo expliqué a mi amiga y a su esposo. Logramos sacarla de la piscina y colocarla en cuatro patas sobre unas toallas en el piso. Le pedí que pujara y muy rápidamente la cabeza del bebé emergió y luego todo el bulto resbaloso estaba en mis brazos y esos pequeños ojos me miraban, ambos completamente maravillados. Fue una experiencia de alegría increíble .

     

    Alcanzando el Pico(02)

    Ingresar a la Ascensión

    La primera vez que escuche a Maharishi Krishnananda Ishaya hablar de experiencias pico, esa es la experiencia que recordé y la sensación de completa Presencia. Cuando escuché a Maharishi decir que uno puede escoger estar en este estado de “fluir” con la práctica de la Ascensión de los Ishayas, eso lo fue todo, yo realmente quería aprenderlo.

    Debo decir que, en ese tiempo, no estaba convencida de que eso era posible. (Porque si así fuera, ¿por qué no todo el mundo lo estaba haciendo?) Pero ciertamente se convirtió en mi experiencia que es posible escoger estar en este estado, en cualquier momento, incluso en las circunstancias más extremas. Ser capaz de hacer toda la vida una experiencia “pico” es un regalo maravilloso. Igual de maravilloso es ver que esto es posible para todas las personas.

    Este es el motivo por el que enseño la Ascensión de los Ishayas.

    Ir arriba