Momentos «¡Ajá!»: La Realidad Se Revela A Sí Misma

Por Shukri Devi Ishaya

¿Recuerdas haber experimentado un inolvidable momento "¡Ajá!" en tu vida? Un momento en el que algo se volvió tan claro para ti, la comprensión fue a la vez asombrosa y verdaderamente inspiradora. ¿Recuerdas el impacto de eso?

Me acuerdo de haber escalado por primera vez una montaña muy alta en Escocia. Mi amigo y yo, de 16 años, estábamos tan decididos a llegar a la cima que apenas nos detuvimos en el camino. Cuando llegamos a la cumbre, las nubes se despejaron y revelaron una vista absolutamente impresionante de cientos de millas a lo largo de la costa.

Paré en seco. Mis ojos estaban incrédulos ante la belleza que se desarrollaba ante nosotros. Hay cientos de islas frente a la costa, por lo que es una vista variada e impresionante. ¡La luz era extraordinaria! Era pleno verano, el sol comenzaba a hundirse en el cielo y nos sentamos en silencio para comer nuestro picnic. Cuando el viento amainó, esta poderosa sensación de quietud nos envolvió.

Sólo había quietud y silencio.

Sin viento, sin árboles, sin gente, sin ruido de tráfico, sin hablar.

Nada.

Mis oídos estaban confundidos; ¿Cómo podría la naturaleza estar tan quieta? ¿Cómo podría no haber ruido por cientos de millas? Miré a mi amigo, no sabíamos si reír o llorar.

No hablamos durante lo que parecieron horas. Era como si toda mi existencia estuviera sucediendo en ese momento. Esta era una perspectiva que nunca antes había conocido conscientemente.

Espacio. Calma. Facilidad. Claridad. Humildad. Gratitud.

El Momento "¡Ajá!" Me Mostró Que Había Otra Forma De Experimentar La Vida

En ese momento, nuestra vida cotidiana habitual se consumía en asistir a una escuela de música, donde todo era estresante e intenso. ¡Y tan ruidoso! ¡Cuarenta niños practicando instrumentos todo el día!

Despertarse con los estudios de Chopin tocados a la perfección a las 6 de la mañana; Escuchar a mis compañeros correr sin esfuerzo a través de escalas, arpegios y estudios, cada mañana era bastante inquietante, ¡en muchos niveles!

El programa diario estaba tan apretado que no había espacio para simplemente ser, todo se trataba de hacer. ¡Hacerlo mejor, con más precisión! Empujando. No siendo suficiente en este momento. Este momento no siendo suficiente.

Ese día en las montañas, sin embargo, el momento "¡Ajá!" llegó con la experiencia de simplemente ser y simplemente experimentar. Al estar tan vacío de mí mismo, había espacio y tiempo para absorber todo lo que tenía delante y darme cuenta de que realmente podía experimentar paz. ¡Sin hacer nada!

Hasta entonces, no sabía que esto era posible, y me prometí a mí mismo hacer del senderismo una gran prioridad en mi vida. En ese momento, pensé que la paz sólo se podía experimentar en una montaña, lejos de todo y de todos. Además, hasta ese día, no tenía idea de cuán increíblemente hermoso es el mundo natural.

Ahá Moments (02)

Los Momentos "¡Ajá!" Son Un Regalo En Nuestro Camino

Estos momentos son un gran regalo en nuestro viaje de vida; este viaje de autorrealización. Nos abren a más: más conciencia, más alegría, más gratitud, más amor, ¡más magia!

Ya sea que te des cuenta o no, estás en un camino de conciencia. Sólo por estar vivo... ¡Felicidades!

Pero, ¿qué significa eso? Puede parecer que la vida se trata de lograr cosas, adquirir cosas y crear experiencias increíbles, lo cual, por supuesto, es parte del camino que has tomado y seguirás viviendo. Pero, no es la imagen completa.

Vamos a revisar por un momento. ¿Cómo es tu vida ahora mismo? ¿Es edificante, emocionante, agradable, gratificante? ¿O es incómoda? ¿Quieres que ciertas cosas cambien? Si hay molestias, ¡bien hecho! Realmente quieres celebrar esto.

Estar incómodo es un magnífico patio de recreo para abrirse y hacer cambios y descubrimientos emocionantes dentro de ti mismo. Si, por otro lado, tu vida es cómoda, también, ¡buen trabajo! ¿No es encantador el confort?

¡La comodidad también puede ser un poco peligrosa! Hay una gran posibilidad de que tu felicidad se base en cosas externas. Por ejemplo, ¿cómo te sentirías si algunas de esas cosas o personas ya no estuvieran en tu vida?

¿Está Tu Experiencia De Vida Construida Sobre Una Base Inestable?

Al depender de cosas temporales, siempre existe la posibilidad de pérdida, por lo que nuestra felicidad es, en el mejor de los casos, condicional, o tal vez completamente precaria. Es posible que ya hayas notado esto a causa de los muchos temores que tienes.

Por supuesto, el exterior puede mejorar enormemente nuestras vidas, pero eso es muy diferente a hacer que se convierta en nuestro fundamento, nuestro núcleo, nuestra identidad.

La comodidad también puede generar complacencia que tiende a conducir al aburrimiento, y comenzamos a buscar formas de animar un poco las cosas en la búsqueda de más diversión, felicidad y alegría. Tal vez realizar algunas actividades deportivas emocionantes, cambiar de trabajo o incluso de pareja. Dependiendo de por qué estamos haciendo cambios, potencialmente no hay nada de malo en eso.

 

 

Ahá Moments (03)

Excepto esto. Escucha...

La parte de ti que constantemente busca algo fuera de ti para sentirte completo, amado o feliz es la parte de ti que nunca puede experimentar esas cosas de forma permanente.

La parte de ti que juzga constantemente y tiene opiniones firmes sobre todos y todo nunca puede estar pleno permanente. Nunca.

¡En realidad ya lo sabes! ¡Cuántas veces has esperado tan desesperadamente por algo en tu vida, como unas vacaciones... sólo para finalmente llegar allí y esa maldita voz en tu cabeza que se ha estado quejando constantemente sigue hablando! ¿Sigues tratando de dirigir el espectáculo?

Si tienes suerte, finalmente te acuestas en la ansiada tumbona, con el sol pegándote en la cara, calentando tu cuerpo y finalmente permitirte detenerte. Puedes experimentar relajación y una sensación tangible de dejarte llevar. Para empezar...

Es muy interesante una vez que vivimos estas experiencias con las que hemos fantaseado: rara vez están a la altura de la experiencia que imaginamos. Pueden ser maravillosas. Pero, tarde o temprano, 'la voz' cobra impulso.

Mientras estamos acostados en este lugar perfecto bajo el sol, nuestra atención puede regresar a algún problema que necesita ser resuelto en el trabajo, dentro de la familia o con amigos. Tal vez, una conversación que fue injusta y por la cual nos perseguimos desesperadamente la cola tratando de encontrar la respuesta o solución perfecta... y antes de que nos demos cuenta, aunque estamos acostados en el paraíso con el mar azul claro lamiendo nuestros pies, en nuestro interior la experiencia ha vuelto al descontento y la inquietud.

¡Y aquí está la mejor parte de todas!

La Atención Es La Clave

Esta transición de experimentar dicha o felicidad ocurre por una razón. Sólo una. ¡Le damos a la voz en nuestra cabeza toda nuestra atención! Literalmente, TODA la atención. ¡Creemos que nos está diciendo la verdad, todas y cada una de las veces! Ya sea que diga algo positivo o negativo, estamos ciegamente de acuerdo. Es casi como si inconscientemente decidiéramos en algún momento que esta voz es nuestro entrenador de vida personal, todopoderoso y omnisciente.

Desafortunadamente para nosotros, suponiendo que tienes una experiencia similar a la mía, la realidad es que, nuestro 'entrenador de vida', al que le damos todo este respeto y crédito, ¡tiene la madurez y la conciencia de un ladrillo de hormigón! ¡Más nos hubiera valido haber escogido al compañero de clase con el comportamiento más salvaje en la escuela primaria y pedirle que nos guíe todos los días por el resto de nuestras vidas!

A este 'guía' le gusta hacernos el centro del universo, tomar las cosas de manera personal, juzgar, quejarse, controlar y, frustrantemente, le gusta cambiar de rumbo y contradecirse a sí mismo de vez en cuando. ¡TODAVÍA creyendo que siempre tiene la razón! (¿No es terriblemente similar al mundo de la política?)

Y sin embargo, ¡vamos con él! ¡Creemos en la voz! Actuamos por lo que nos dice. Experimentamos emociones extremas debido a sus comentarios y juicios. Se siente persuasivo, grande e importante. Basamos toda nuestra vida en ello. ¡Extraordinario!

La voz está llena de juicios. ¿Has escuchado la expresión "cuando señalas con el dedo, hay tres señalándote de regreso?" No importa cuán correctos e importantes creas que son tus juicios, ese simple mecanismo de convertirte en 'el juez' te aleja de tu estado natural, tu esencia más alta, tu vibración más alta y tu capacidad de tener el mayor impacto.

Entonces, ¿qué es realmente esta parte de nosotros que eventualmente encuentra fallas en todo o en todos los demás? Es ridículamente simple. En realidad, esto es definitivamente vergonzoso, ¡así que susurraré!

Es sólo un pensamiento.

¡Eso es! Tu propio entrenador de vida infantil es, de hecho, sólo un pensamiento. ¡Esta parte de ti, que a menudo actúa como una bola de demolición, es sólo un pequeño pensamiento que aparece en tu conciencia!

 

Ahá Moments (04)

La Voz En Tu Cabeza No Eres Tú

 

Una voz en nuestra cabeza. No es una tremenda fuerza con mucho poder y sabiduría. No, no, no... ¡sólo un pensamiento que aparece de pronto, uno a la vez y nos aferramos a algunos de ellos, por toda nuestra querida vida! NOSOTROS le damos poder debido a nuestro intenso apego y atención.

Lo que plantea la pregunta, ¿quién le está dando la atención? ¿Qué, dónde o quién es el 'nosotros' que da poder a nuestros pensamientos?

[Señalo uno de los mejores momentos "¡Ajá!" que he tenido hasta ahora...]

El día que descubrí que no soy mis pensamientos. ¡Guau! Esa voz que me da consejos y, francamente, un comentario continuo de toda mi vida, seguro que suena como yo, pero... ¡Puedo contar mis pensamientos, puedo verlos, puedo escucharlos! Entonces, ¿quién está contando, vigilando, escuchando? ¿Quién es este 'yo'?

La conciencia de todo.

Eso que está mirando a través de tus ojos a la pantalla para leer esto, es la conciencia. Pura Conciencia Consciente. Eres la totalidad de la conciencia. La realidad subyacente de todo. No es complicado; no es difícil; de hecho, es muy simple y fácil porque es natural. Es tu estado natural de ser.

Es a través de volverse íntimo con esta conciencia que más y más momentos "¡Ajá!" tienen el espacio para venir a ti. Somos liberados del 'coach de la vida', y es como si nos hubiésemos abierto para permitir más verdad, más magia en nuestras vidas. Por lo general, estamos tan absortos en nuestras pequeñas vidas que no vemos la magnitud y la magnificencia de toda la magia que nos rodea”.

Ahá Moments 05

"¡Ajá!" Puede Ser Un Vislumbre De La Realidad

Entonces no me di cuenta, pero ese fantástico día en la montaña, donde experimenté una quietud y un silencio interior que nunca antes había conocido, fue la siembra de una semilla: de propósito, de realidad y de verdad.

Necesitamos hacer tiempo para que estos momentos nos lleven y nos muestren lo que es real. ¿Por qué? Como mínimo, la vida es más libre, más divertida y fluye.

Ya no vivo una vida dictada por la calidad de los pensamientos que tengo en un día determinado. Ahora sé que la voz no es real. Estoy más feliz y contento de lo que jamás podría haber imaginado, y el panorama de la vida sigue ampliándose. Aún más profundo que eso, la curación tiene lugar en este espacio; es demasiado grandioso para describirlo y algo para experimentar por ti mismo. Pero es grande.

Afortunadamente, desde entonces descubrí que no tengo que estar en una montaña ni esconderme de ningún aspecto de mi vida para experimentar esa sensación de paz y quietud. Está aquí, independientemente del exterior y, me complace decirlo, ¡independientemente de la voz también!

Después de diez años de vivir cada vez más en este espacio de conciencia, con la ayuda infinita de mi práctica de Ascensión, diría que es esencial cambiar nuestra relación con nuestro 'entrenador de vida' infantil. Este mundo loco puede seguir llegando a extremos cada vez más a longitudes extremas para mostrarnos lo que es real, hasta que hagamos las cosas de manera diferente por dentro.

Los momentos ¡Ajá! son preciosas semillas de luz que abren nuestro camino de conciencia; queremos hacer espacio para esa luz. Conocer íntimamente a la conciencia nos permite ser la mejor versión de nosotros mismos en esta vida y tener el mayor impacto. ¿Qué tan asombroso es eso? Para mí sigue siendo lo más emocionante, descubrir quién soy realmente más allá de la voz.

Lo recuerdes o no, viniste aquí para hacer algo importante. Encuentra una ruta para explorar eso de la manera más agradable. Haz espacio para quien realmente eres.

¿Qué estas esperando?

Ahá Moments (06)
Ir arriba