Estar presente con la meditación de la Ascensión

Estar presente

Antes de aprender a ascender, casi nunca estaba presente. Solía volver al pasado, juzgando y analizando las cosas que había hecho. O iba al futuro, proyectando mis ideas sobre lo que quería que sucediera.

Era como si tuviera un control remoto en la mano y lo usaba constantemente para pausar la película de mi vida y para desplazarme hacia adelante y hacia atrás.

No me daba cuenta de lo apegado que estaba a mis pensamientos. Tampoco veía cuánto estrés me estaba causando, ni cuán autoviolento era.

Siempre estaba preocupado e indeciso. Pensaba mucho en cada paso que daba en mi vida e inventaba historias sobre todo lo que podría suceder. Siempre tenía miedo de repetir el pasado.

En lo profundo de mi corazón, quería detener el sufrimiento. Quería paz, paz constante. Pero no sabía dónde buscar. Leí muchos libros y todo lo que decían resonaba conmigo. Practiqué algunas meditaciones yo solo. Pero sabía que un libro no me iba a iluminar, y yo no me iba a iluminar a mí mismo. Necesitaba una verdadera enseñanza y un maestro que me guiara y me ayudara a lograr mi propósito.

"La vida ahora es más fluida y simple".

- Osvel, Cuba

Estar presente con la meditación de la  Ascensión

Tan pronto como decidí encontrar esa enseñanza, apareció la Ascensión. Entonces comencé a experimentar la paz que buscaba, a estar más presente, más vivo, a descubrir cosas que no había visto antes.

En la primera semana después de tomar el curso, caminaba con un amigo por la calle principal de mi ciudad. Vi un gran cartel, uno que nunca había visto antes. Pero mi amigo me dijo que había estado allí durante años.

Estar más presente también me llevó a tener más discernimiento y claridad. Podía tomar decisiones sin mirar atrás. Comencé a tomarme la vida con menos seriedad y dejé de juzgarme.

Me di cuenta de que yo era responsable de todas mis acciones. No fui una víctima. Todo lo que sucedió en mi vida, tal como mi mente lo veía, estaba sucediendo sólo para poder dejarlo ir y ser libre.

La vida ahora es más fluida y sencilla. Aún surgen desafíos, pero los experimento de manera diferente.

Se vuelve muy obvio cuando estoy retrocediendo hacia el pasado o proyectando hacia el futuro. Tan pronto como veo que está sucediendo, puedo optar por regresar. La paz y la aceptación prevalecen a lo largo de mi vida.

He visto que la paz es una elección que puedo tomar en cualquier momento. Y nada ni nadie me lo puede quitar.

Acerca del autor

Osvel 01

Osvel Ponce

Osvel es originario de Artemisa, Cuba. Aprendió a ascender en el año 2009. Encontró en la Ascensión exactamente lo que necesitaba: Una enseñanza verdadera y simple.

Ir arriba